viernes, 22 de julio de 2016

Insomnio en una noche de verano


En una noche de verano sentado aquí delante de esta pantalla amiga, dejando unas palabras reflexivas sobre la sociedad en la cual vivimos, siendo tiranos de ella. La codicia, el poder, la envidia, son las nubes grises del cielo que en los días nublados son asfixiantes con este bochorno.

Somos libres, o somos esclavos de la posesión, esclavos de la apariencia, somos esclavos del sistema, piso en propiedad, coche, móvil de última generación, viajar por obligación, demostrar nuestro estatus, de verdad somos libres o esclavos de una sociedad adoctrinada en la felicidad del consumo y de las apariencias.
Porque muchos padres intentan que sus hijos cumplan sus sueños que fueron frustrados en sus tiempos por diversas índole, proyectan en sus hijos aquellos sueños añorados, los cual lleva a la ansiedad y la frustración, por no dejarles libertad de elegir sus sueños.
En lo pequeño y lo cotidiano es lo hermoso, pero somos expertos en complicarnos la vida añorando grandes proezas en nuestras vidas, y sino llegan, viene el problema, estados de frustración, depresivos, somos prisioneros del éxito.
Porque los humanos engañamos muchas veces al corazón, quizás por no querer ver la realidad, por miedo, por vanidad, estas o otras pueden ser las respuestas ante tal cobardía de no seguir el dictado de nuestro corazón.
El hombre le encanta juzgar a todo mortal que pase por su vida, o este cerca de él, siempre desde su superioridad moral que cree quien juzga, puede llegar con su lengua hacer mucho más daño que un cuchillo bien afilado.
Un amigo es aquel que abres el corazón, es aquí donde encuentras cuando deja ser amigo, se convierte en el peor de tus enemigos, porque los secretos de tu corazón son humillados, vejados, y desnudados vilmente, sin duda la amistad puede ser una bendición, que para algunos pueden convertirla en una traición.
Hay charlatanes que suben al pulpito que ellos llaman gobernabilidad, que intentan con sus hermosas palabras que dejes de reflexionar aquello que ellos no quieren escuchar, y que sigas la senda de su verdad, que casi siempre es la mentira escondida, sus palabras colman a sus aduladores para seguir viviendo de las miserias de los otros. El ruido de la lucha procede de unos fracasados que su odio y sed venganza hace que la gente enloquezca defendiendo aquello que proviene de los más profundo de las miserias humanas. La verdad es muy dura de encontrar, por eso se instalan en las mentiras y para no ser descubiertos tejen una tela de araña de infundios y avaricia en pos del dorado.
Hay bendiciones del ser humano como la bondad, la gratitud, la paz que los costaleros de las religiones que existen no les interesa que se cumplan, porque ellos desde el poder que sean acreditado, se les acabaría el buen vivir, y no trabajar,  para eso están los fieles, para seguir sus enseñanzas y vengar con el odio aquellos que no creen en las mentiras de los Hijos del Supremo como así se hacen llamar.
El político que acampan en nuestros días por la vieja Europa son analfabetos y populistas que buscan siempre el viento a favor del voto y no quieren ver la realidad que nos atañe, son demagogos, sectarios de la mentira, ciegos ante ella. La vieja Europa le quedan pocos años desaparecerá ante la locura de los gobernantes con el silencio del rebaño de los ciudadanos que nunca querrán encontrar la verdad. LA VERDAD ES DURA Y CUESTA DE DIGERIR.
La ignorancia es uno de los grandes problemas que ha tenido el mundo y sigue teniéndolo. Los enemigos del mal la utilizan como arma mortífera contra los que callan o miran para otro lado. Aquellos que no quieran aprender sufrirán en sus carnes las mentiras de los charlatanes de moqueta.

Aquí dejo estos pensamientos nocturnos con cierta pesadumbre respecto a esta vida, quizás la noche lo magnifica todo, con la claridad del día sea todo más liviano. En el silencio de la noche agobiante de calor, con algún sonido de aire acondicionado de fondo, intentare conciliar el sueño, soñar en un mundo más justo y de menos envidia.


No hay comentarios: