martes, 5 de julio de 2016

Una estrella Irene

La música endulza cada palabra que nace del manantial del corazón, en este 5 de Julio suenan las cuerdas del violin cuando llega la noche.
Hoy es un día muy especial son veinte años de melodías en mi vida, una luz ilumino parte de ella.
Hace dos años que vuela libremente por la vida, en busca de nuevos horizontes, se que su tesón es la fuerza que imprime en todos sus días, acompañados del valor, esfuerzo, bondad y sobre todo gratitud.
No se si estoy a la altura de ser un buen padre, solo sigo el consejo de la estrella que aquel 5 de Julio del verano del 1996, me dijo “ ahí tienes a tu Princesa, cuídala, mímala, sigue la luz de esta estrella del firmamento que deposita todo su amor en ti, para que le guíes hacia la felicidad, sobre todo en los momentos difíciles que sepa el amor nace de lo más profundo del corazón, enséñale que el  hombro de un padre es la parte más importante, porque en el puede llorar para aliviar sus penas y que un abrazo es el amor de un padre a un hijo e hija en los momentos duros”.
Recordando aquella conversación  con la estrella que iluminaba tal noche de magia, cuando se agradecía el fresco de la noche  en un cielo limpio,  " los sueños son el motor de la vida, que los busque y disfrute del camino porque en los pequeños detalles esta el sabor de la vida".

5 de julio en mi corazón.
Noche de estrellas.
Una en mi corazón.

La melodía suena
el 5 de julio
con el brillo de la estrella.
Versos y plegarias en
en el firmamento.

Estas palabras no son poesia,
simplemente es amor,
hacia la estrella del 5 de Julio.

Una estrella.
Irene.
Luz y amor.



No hay comentarios: